Itañolandia

¡La comunidad de los itañoles repartidos por el mundo! La comunità degli itagnoli sparsi per il mondo!

Cuando la lengua materna también es lengua paterna

Queridos itañoles,

hoy tenemos el placer de entrevistar a Alessia Calderalo García, hija de padre italiano y de madre española, que  ha vivido en primera persona y desde su nacimiento el bilingüismo-biculturalismo itañol.

Su testimonio es precioso y muy importante para quienes, como nosotros, están educando y “creciendo” hijos bilingües y entre dos culturas..

© Alessia Calderalo García

© Alessia Calderalo García

1) ¿Cómo te definirías: española, italiana o itañola? ¿Por qué?

Lo cierto es que, cuando era pequeña y mi padre nos definía a mis hermanas y a mí como “italospagnole” a mí me parecía que, habiendo nacido y crecido en Madrid, tendría que ser algo más parecido a “hispanoitaliane”, porque yo era antes española que italiana, y si alguien en el extranjero me preguntaba que de dónde era, nunca se me ocurría decir que italiana.

Ahora que soy adulta siento el biculturalismo más intensamente que antes porque soy más consciente de lo que me define como italiana y de lo que me define como española, y me siento muy orgullosa de ambas partes.

Con todo, llevo toda mi vida viviendo en Madrid y mi relación con España es más intensa y más real, y por eso no puedo evitar sentirme un 55% española y un 45% italiana. Prueba de ello es que, cuando en la final de la Eurocopa jugaban España e Italia, no pude evitar hacer el tifo per la Spagna… 🙂

2) ¿Cómo has vivido de pequeña el bilingüismo/biculturalismo de tu familia?

Perfectamente. Mi madre nos hablaba en español y mi padre en italiano y, a pesar de que en el colegio también hablábamos castellano, el italiano caló en la familia muy pronto porque mi madre era azafata y teníamos la oportunidad de ir a Italia muy a menudo.  Bueno, como ya os conté en una ocasión, yo tardé más tiempo de lo esperado en dar rienda suelta a mi “italianidad”; al principio no hablaba con mi padre, que vivía a caballo entre Madrid y Roma, más por vergüenza que por problemas de comprensión, hasta que un día, mientras mi madre me estaba bañando, dije:  “Ahora llega papá y me dice Ma quanto è bella questa bambina!, y ya a partir de ahí empecé a hablarlo, y hasta hoy…

En Italia pasábamos las vacaciones, los puentes, las Navidades, veíamos a los primos y volvíamos a casa con las maletas llenas de fumetti, de casetes de películas Disney (sempre e solo in italiano!) y con varios kilos más… 🙂

Para mí, aprender italiano era una diversión porque mi padre se encargaba de hacérnoslo fácil y asociar el aprendizaje de esta segunda lengua con recuerdos de infancia, de esos que nunca se olvidan. Y en ningún momento hubo conflicto en casa por imponer una cultura o una lengua, más bien al contrario: mucho entendimiento por parte de mis padres y una gran cooperación, porque los dos estaban convencidos de la gran ventaja que era crecer con este bagaje.

Con mi madre y mi primo en Alberobello (Puglia)© Alessia Calderalo García

Con mi madre y mi primo en Alberobello (Puglia)
© Alessia Calderalo García

3) ¿Ha habido algún momento en el que te has sentido “rara” comparándote con otros niños y has rechazado tu idioma/cultura minoritarias?

No, nunca he rechazado mi parte italiana. Ser “mitad y mitad” siempre ha sido un motivo de orgullo para mí, y mis compañeros solían admirar que pudiese hablar otro idioma y que pudiese ir a un país tan bonito como Italia tan a menudo. Cuando estábamos en clase y se mencionaba Italia me miraban con complicidad, y muchas veces mostraban interés.

Cuando llegué a la adolescencia me encontré con personas que cuestionaban mi “italianidad” al decirles que había nacido en Madrid, pero entonces me salía la grinta italiana y me tocaba defender mis raíces a capa y espada, hasta que les convencía 🙂

4) Ahora que eres adulta ¿qué relación tienes con tus dos idiomas/culturas?

Mi relación con mi parte italiana habría sido muy distinta, estoy segura, si mi padre no hubiese fallecido cuando yo tenía 9 años. Este hecho no truncó de lleno el proceso de aprendizaje, pero pasar de hablarlo todos los días en casa a hacerlo cada vez con menos frecuencia, y a una edad tan temprana, se notó. Sin embargo, precisamente porque mi padre había hecho un excelente trabajo inculcándonos su propia pasión y orgullo por su tierra, continuamos yendo con mucha frecuencia a Italia y a día de hoy, no existe ninguna barrera, ni a nivel comunicacional ni a nivel cultural.

Con mi padre y mi hermana en Segovia© Alessia Calderalo García

Con mi padre y mi hermana en Segovia
© Alessia Calderalo García

Tengo familia en Roma y muchos amigos desperdigados por todo el país, lo que hace que me sienta más arraigada a mi parte italiana que si no tuviese a toda esa gente a la que quiero. De hecho, no descarto en un futuro próximo pasar allí una temporada, precisamente para rafforzare il legame y equilibrar la balanza 55/45% 🙂

5) ¿Qué consejos darías a los padres de niños itañoles para que el proceso hacia el bilingüismo/biculturalismo sea sereno y exitoso?

Mi consejo, basado en mi propia experiencia, es que no se rindan. Leí en uno de los testimonios de esta web el caso de una mamá que se ne infischiava de lo que pensasen los otros padres: ella hablaba en español con su hija en toda situación, sin excepción. Considero que, aunque es difícil en algunas ocasiones, ser firmes en la decisión de inculcar un idioma y una cultura al propio hijo es la clave del éxito.

Además, asociar algunas actividades de ocio con la segunda lengua me parece un buen recurso que yo siempre agradeceré a mi padre que aplicase conmigo, porque ahora no sólo me llevo una segunda cultura e idioma para toda la vida, sino también un mucchio de recuerdos maravillosos de infancia que me acompañan y me ayudan a recordarle con cariño.

Por otra parte, creo que es importante que el niño sienta que sus culturas son reales, tangibles. De nada sirve que vea fotos de una pizza o de una paella si nunca ha probado ninguna, o que sepa que existe el flamenco y la música de Lo zecchino d’oro si nunca ha oído una canción. En la medida de lo posible, visitar los países con frecuencia y conocer de primera mano lo que hay allí es una buena idea porque así el niño se empapará de su cultura y, posiblemente, pueda crear un legame que querrá reforzar en cuanto crezca un poquito. Y si no es posible, siempre hay la posibilidad de desarrollar esta faceta en la propia ciudad, con proyectos como el de esta web y otros.

Conozco gente con padres de otros países que, precisamente por no haber crecido desarrollando este vínculo, no sienten para nada el biculturalismo, y poco o nada saben del país de su “otra mitad”. Qué pena, ¿no?

Por último y más importante, creo que los padres tienen que tener bien presente en todo momento que inculcarles el biculturalismo es EL MEJOR REGALO que les van a hacer nunca, y que sus hijos no van a poder sentirse más agradecidos si lo consiguen.

Acerca de Carola

Co-founder of Itañolandia. Marketing manager.

8 comentarios el “Cuando la lengua materna también es lengua paterna

  1. Carola
    5 diciembre 2012

    Me parece un testimonio muy bonito y conmovedor, que nos confirma cómo el camino que estamos haciendo, junto a nuestras familias, hacia el bilingüismo/biculturalismo puede ser difícil, pero merece la pena!

    Me gustaría que de mayor mi hija se sienta orgullosa de su “itañolidad” y de su ser “mitad y mitad” como Alessia y confío en que así será.

    ¡Gracias Alessia por compartir tu historia con nosotros!

  2. Lubina
    5 diciembre 2012

    Preciosa historia y preciosa amiga. 🙂

  3. Conchita
    5 diciembre 2012

    Soy la madre de Alessia y me ha emocionado lo que ha escrito mi hija, y tengo que decir que son todas estupendas :).
    En nuestra familia no ha existido nunca la competencia entre nosotros para ver quién enseñaba más sobre nuestro pais a nuestras hijas, más bien todo lo contrario, reforzar al pais contrario. Cuando mi marido murió yo continué reforzando esa unión con el país de su padre mandando a mis hijas con su familia italiana porque estaban muy unidas, y yo no podia permitir que eso se perdiese porque mi marido así lo hubiera querido.
    Sobre todo yo creo que lo más importante cuando los hijos son pequeños es que cada uno de los padres hable en su idioma con los hijos, pero TODO, ni una coma fuera de su idioma para que ellos tengan clarísimo cómo se tienen que dirigir a cada uno, y si al principio no lo hacen, repetir la contestación en el propio idioma de tal forma que después de un poco de tiempo se acostumbren.
    Además hay que reforzar el idioma del país donde no se vive con películas o cuentos en ese idioma para que ellos mismos se vayan aficionando con cosas bonitas y que les a traigan buenos recuerdos. Bueno, yo no soy una experta de nada pero mis hijas a dia de hoy son bilingües y aman tanto un país como el otro.

    • Carolina
      5 diciembre 2012

      ¡Qué emoción vuestra historia! Me toca muchísimo la fibra sensible porque yo he adoptado vuestro método, Conchita, y a veces es difícil lidiar con la gente, en el día a día, que no comprende (y no quiere comprender). Yo estoy muy determinada, con mis hijos no hablo una palabra de italiano, dibujos animados solo en español (y anda que no se nota… Mi hija usa el subjuntivo que es una maravilla). Alle volte è tosta, ma non mi sono mai, MAI, pentita della mia scelta.

      ¡Gracias de nuevo, sois una familia maravillosa!

    • Carola
      5 diciembre 2012

      ¡Gracias Conchita! Sois un ejemplo a seguir.

      Muchas gracias por compartir con todos nosotros vuestra historia.
      La mayoría de nosotros somos padres y madres jóvenes con muchas inquietudes y, a veces, con dudas, preguntas, preocupaciones (¿lo estamos haciendo bien?)… pero gracias a testimonios como estos nos damos cuentas de que sí, este es el camino!

  4. Soledad
    5 diciembre 2012

    Preciosa historia la tuya Alessia. Brava!!! Ojalá consigáis equilibrar la balanza al 50%, tu y todos los que sois afortunados de tener unos progenitores de distinta nacionalidad, Es una suerte muy grande, aprovechadla.

  5. Marta
    5 septiembre 2013

    He leido vuestra historia y os agradezco que la hayais publicado porque es un testimonio muy util para todas las personas que nos encontramos en una situacion parecida a la vuestra.
    Me gustaria remarcar un aspecto muy importante, que es que no se trata solamente de bilinguismo sino de biculturalismo. Mi hija tiene menos de tres años y aunque vivimos en Italia no nos perdemos nunca las fiestas de mi pueblo y a ella le encantan los gigantes y cabezudos, el correfocs y conoce muchisimas canciones populares. Estoy convencida de que si sigo trasmitiendole el amor por mi tierra y sus costumbres de una manera divertida, sin forzar nada, un día ella misma sentirá esa tierra y esas costumbres como suyas, aunque nunca haya vivido alli.

    • Alessia
      11 septiembre 2013

      Vas por buenísimo camino, Marta, ¡seguid así! 🙂 Tu hija, dentro de poco, te lo agradecerá con todo su corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 5 diciembre 2012 por en Bilinguismo / Biculturalismo, Familias, Itañoles, Itañovistas y etiquetada con , , , , .

Itañolandia es un proyecto de la asociación

Y esto, ¿de qué va?

Va de bilingüismo italiano-español (itañol o itagnolo). Va de itañoles, itagnoli o itagnoles (chiamateci come volete!). Y de biculturalismo, integración, herencia cultural y tradiciones. De Italia, España y América Latina.

Archivos

Licenza Creative Commons
Itañolandia by Carolina Ramos Rodríguez - Carola Di Marco is licensed under a Creative Commons Attribuzione - Non commerciale - Non opere derivate 3.0 Unported License.
Based on a work at www.itanolandia.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.itanolandia.com.

¡Viaja a Itañolandia!

Vuoi ricevere le ultime novità di Itañolandia per email, per essere sempre aggiornato e poter dare il tuo contributo itagnolo in tempo reale?
Recibirás un email diario, sólo cuando se publica contenido nuevo.
Iscriviti alla newsletter

¡Itañolandia en La Ventana de Cadena Ser!

L’Atelier di Luis Pastor

La nostra itañovista a Mezz’ora in Italia!

Partecipa alla nostra raccolta di Itagnolismi!

Partecipa a questa ricerca universitaria sull'itagnolo

Actualizaciones de Twitter

  • ¡El 26 de octubre vuelve nuestro taller de pizza napoletana para niños y niñas itañoles en Madrid! Vieni con i... fb.me/3vvArsL5Y 5 years ago
  • ¡En octubre vuelven nuestros grupos de juego en italiano en Madrid! Quest'anno con 2 grandi novità: mini-gruppo... fb.me/3SYTqWY4D 5 years ago
A %d blogueros les gusta esto: